testigo por amor

Bienvenido

devocional

SEÑOR DANOS UN CORAZÓN SENSIBLE Y ESPÍRITU NUEVO EN UN MUNDO VICIADO Y VACIÓ

Ezequiel 11:19-20

CONTEXTO: el profeta se encuentra en el cautiverio en Babilonia al rededor del año 590 a. C, y su labor era dar esperanza para los cautivos, pero también para recordarles la necesidad de vivir fieles al Señor, este pueblo fue deportado por causa de haber dejado a Dios, de endurecer su corazón, esto los lleva a sufrir en otra nación, ser humillados por su mal proceder.

Aunque la mayoría había sido conducidos a babilonia aun muchos la habitaban, pero los que estaban allí estaban sufriendo el rigor de la esclavitud.

1- LA REBELDÍA Y PECADO DEL PUEBLO: Ezequiel 11:1-3 podemos ver como el pueblo vivía en pecado y en gran rebelión, podemos ver también el pecado en Ezequiel 2:1-8 nos encontramos con una constante en el pueblo: rebeldía y pecado y aunque venían consecuencias a causa de este pecado ellos persistían en el.

El profeta estaba en Babilonia pero Dios lo llevaba en el Espíritu para que viera todas estas cosas; si vemos nuestra época nos vamos a encontrar con una realidad muy parecida, donde los hombre hoy vive para sus placeres, un mundo carente de valores, donde escasea el amor y el temor hacia Dios.

Pero lo mas terrible es que esto también le pasa a la iglesia, donde las personas se hacen cada día mas insensibles y el pecado es abundante, nos encontramos con muchas personas que solo viven en religiosidad pero que no se guardan para Dios.

El Cristiano debe mostrar una conducta diferente, no pervirtiéndose ni endureciendo su corazón.

Los principales del pueblo eran los mas insensatos, hoy vemos esto en nuestra sociedad nuestros gobernantes están lejos de Dios.

CONSECUENCIAS DE LA REBELDÍA Y EL PECADO: Ezequiel 11:4-13 las consecuencias eran nefastas para aquellos que se habían apartado de DIOS, en este tiempo debemos entender que el corazón del pueblo no puede estar endurecido, debemos estar sensibles a su palabra y atentos a lo que esta pidiendo de nosotros, no estar en religiosidad porque lastimosamente en eso estamos viviendo, hoy se escucha la palabra pero no se permite que ella haga un cambio, eso es religiosidad, pues lo único que se hace es estar en un lugar cumpliendo una rutina, pero nosotros debemos actuar diferente, permitir que Dios por medio de su Espíritu y su palabra nos transforme y renueve cada día.

Dios regresaría su pueblo a su nación, pero no todos iban a regresar, solo lo harían aquellos que guardaron su palabra y se aferraron a el, no fueron muchos, un poco menos de 60 mil

el mundo en el que estamos es un mundo sin amor, con la mente reprobada y la conciencia cauterizada, no hay dolor, pero la iglesia no debe hacerse igual. (TENER CORAZÓN SENSIBLE Y DISPUESTO)

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén